Síguenos en:

¿Cómo hacer un jardín ecológico sin morir en el intento?

Crear un jardín ecológico requiere una buena dosis de voluntad y deseo de aprender a interactuar con las plantas, sus necesidades y hacer uso adecuado de los pocos recursos naturales que aún disponemos. La jardinería limpia (ecológica) invoca una conexión entre el arte de crear obras de arte con las plantas y ser cuidadoso con el medio ambiente.

Como sabes el calentamiento global va en aumento por las acciones devastadoras de nuestra especie, lo cual que ha incidido negativamente en el cambio del clima terrestre generando escases de agua, nuevas zonas desérticas y derretimiento de los polos.

El cambio para salvar al planeta empieza por tu y yo. No hay de otra. Por eso, si te gusta la jardinería y cuidar el medio ambiente aquí te digo como hacerlo:

1. Analiza el espacio que vas a utilizar

Todas las plantas no son para los mismos espacios y condiciones ambientales. Por esta razón, debes analizar la temperatura de la zona, las horas de sol y sombra, la existencias de vientos (si son fuertes y constantes pueden perjudicar tus plantas), si hay árboles cerca (raíces que pueden dañar tu jardín o por el contrario protegerlo), muros cercanos, afluencia de personas (sobre todo niños) y mascotas.

2. Defina el tipo de jardín que quieres

Hay muchas clases de jardines. Cada uno necesita unas condiciones adecuadas, plantas idóneas, materiales, cuidados y el uso de recursos.

Es importante asesorarte para no incurrir en gastos adicionales no contemplados. Te puede gustar mucho una planta pero es posible que no sea adecuada para lo que estás pensando.

Sugiero dibujes en papel y a mano el jardín que te imaginas con el espacio que has elegido. Las plantas que te gustaría sembrar allí. Con ese bosquejo te quedará más fácil validar en el vivero si elegiste las plantas adecuadas o cuales puedes reemplazar por otras con los mismos colores o flores similares, etc.

3. Determina las plantas adecuadas para el espacio que has definido

Una planta es un ser vivo que requiere unos cuidados especiales y condiciones idóneas para su salud y la de los que la rodean (mascotas). No intentes cambiar su ciclo natural. Les haces daño.

Como ya has analizado el espacio donde quieres ponerlas y has hecho un esquema de lo que deseas crear, te queda más fácil hacer las preguntas que necesitas para tomar una decisión de compra acertada.

Recuerdo cuando era administrador de un vivero y los clientes se enamoraban de plantas exóticas que requerían unos cuidados especiales para mantenerse lindas. Para darles un mejor servicio, les preguntaba acerca del espacio donde sería ubicada la planta en la que estaban interesados. En ocasiones, era evidente que por más cuidados que tuvieran, la planta se iba a morir en ese lugar. Les advertía al respecto, aún así los clientes optaban por comprarlas. A los pocos días, me reclamaban que su planta se hubiera muerto.

Si el jardín lo vas a hacer tu, sugiero que visites el vivero, veas las plantas que te gusten, pregunta acerca de ellas (riego, espacio entre una y otra, plagas que las atacan), regresa a tu casa, planea la ubicación de las que más te gustaron, la cantidad que necesitas y regresa a comprarlas con toda confianza.

Si vas a contratar quien te lo haga, te sugiero que busques referencias del trabajo de dicha persona. Hay muchos que se proclaman jardineros profesionales y no saben ni podar un árbol. Por lo general, los viveros prestan el servicio.

Tips: Elige plantas que florezcan en diferentes épocas para que mantengas tu jardín florecido durante todo el año. También elige aquellas que consuman poca agua.

Si el vivero que visitas no te informa, exige que lo hagan porque están en riesgo tus plantas y tu dinero.

4. Defina los materiales que vas a necesitar

Cada jardín es único. Debes observar muy bien el sitio que has definido para la creación de tu jardín, los posibles ataques que pueda recibir (de niños o animales), si encuentra en sombra o sol directo, entre otros. Estas observaciones te sirven para definir los materiales que necesitas para adecuarlo. Ejemplo: Mallas, estacas (para enredaderas), piedras blancas, tipo de tierra, elementos reciclables, césped, etc.

Tips: El césped consume muchísima agua. Plantéate usar otros materiales que también embellecen.

Adicionalmente, es importante definir el calendario de riego que tendrá tu jardín de acuerdo con las mezcla de plantas que realices en el mismo. Sugiero elegir plantas cuya periodicidad de riego sea muy similar para que ahorres agua y por supuesto, tiempo.

Tips: recoge agua de lluvia si te queda fácil y tu país lo permite. Es beneficiosa para el riego de tus plantas y genera mucho ahorro.

5. Defina su compromiso con el cuidado del jardín

De nada sirve que planees y hagas un jardín al cual no le vas a prestar la atención suficiente. Es importante que definas si tienes el tiempo necesario o los recursos para contratar un jardinero que mantenga el jardín en perfectas condiciones.

Yo he creado hermosos jardines que al pasar de los días los he visto mustios. Ni los han cuidado como se debe ni han contratado la persona adecuada para su mantenimiento.

Tips: Si no sabes mantener tu jardín o no tienes tiempo, contrata un jardinero profesional para que lo haga.

6. Disfruta del panorama

Ya definido todo lo anterior, inicia tu aventura y disfruta de tu creación. No hay nada más placentero que crear un jardín, verlo crecer y florecer cada día.

Si tienes preguntas, aquí estoy para responderlas. Siempre respondo, a menos que me encuentre trabajando con un cliente o esté en mis horas de sueño. Tenme paciencia si desconozco algún tema. No me las sé todas pero te aseguro que investigaré para ti.

Fuente: jardinerialimpia.com